Páginas vistas en total

Translate

domingo, 24 de septiembre de 2017

Segunda Parte Camino Primitivo 2017

Aquí dejo el enlace de la 1ª parte por si no pudiste leerla: 1ª Parte Camino Primitivo 2017 .

Habíamos dormido aquella noche en Grandas de Salime, a las 8:00 de la mañana estábamos desayunando en el bar que hay justo a la izquierda de por donde pasa el camino y al lado de la iglesia que esta en el centro del pueblo.
Hoy, entre montes y molinos de viento llegaríamos ya a Galicia, esa tierra que me tiene completamente enamorado, por su clima, su gente, sus leyendas, sus paisajes, su gastronomía y su historia, así que después del desayuno antes de empezar a caminar tome un chupito de hierbas que aclara las ideas, era mi primer día sin Dolly.

Comenzamos a caminar y vamos dejando atrás los ultimas aldeas asturianas a nuestras espaldas van quedando Castro, Gestoselo, Peñaforte al igual que el sol que nos indica que vamos por el Buen Camino.
Una vez cruzada la frontera Astur - Gallega llegaremos al primer bar de Galicia, algo peculiar y sin horarios y si tienes prisa, mejor que continúes....dejamos atrás la venta del Acebo para dirigirnos a Barbeitos donde hay un mesón en el cual paramos a comer, Fonsagrada apenas lo teníamos a poco mas de 1 hora de camino pero como ya es costumbre las siestas durante el camino se habían hecho tradición unas veces para descansar y otras para evitar el sol de justicia.

Casi dos horas de siesta cuando continuo, hacia Fonsagrada eran las primeras horas de la tarde y aunque el cuerpo ya lo tenia tostado por el sol y corría una suave brisa de aire, hacia un calor poco acorde a Galicia llegamos a Paradanova, aunque hay dos señalizaciones hay que tomar la de la izquierda eso si, aun tenia la ultima subida antes de llegar al casco urbano.
Una vez allí me dirigí hacia el albergue el Cantábrico recomendado por un amigo peregrino de Benidorm, como ya me dijo, el propietario, Bernardo, estaría de 10, y así fue en todo momento.

Mis compañeros de camino, la chica gallega y los dos catalanes, decían que estaba triste por la perdida de Dolly y sin yo saberlo, fueron y compraron un pequeño perrito negro de peluche, con un pañuelo al cuello, y en un momento de la tarde me lo dieron, en ese mismo instante había recuperado la sonrisa, ya volvía a tener una mascota, eso hay que celebrarlo y que celebración íbamos a tener sin saberlo.....

Pensamos que si hacíamos algo de cenar, o salíamos fuera a cenar, la cuestión es que estábamos algo cansados y decidimos irnos a cenar fuera, casualidad o no, terminamos en un restaurante que también se llamaba Cantábrico, casualidad? no lo se pero lo que allí se gesto fue algo épico....

Una mesa para 4, nos acomodan y nos toman nota, nos dejamos aconsejar por el vino, por un camarero de nuestra edad aproximadamente, se llamaba Adrián, y entre su humor gallego y nuestra felicidad peregrina, va pasando la velada hasta que dice que nos invita a unos chupitos que los pagaba la casa.....
Estábamos terminando, cuando ilusos de nosotros, no sabíamos lo que nos esperaba, le preguntamos donde podíamos ir a tomar una copa?. Nos dice que en el Triskel aunque al ser jueves no sabia sin abrirían,  el local los podíamos ver desde la terraza de nuestra mesa, efectivamente estaba cerrado y nos dice otro sitio, llamado Camarote.

Sin saber a donde nos dirigíamos, ya que nos había indicado el tal Adrián, vemos a un lugareño de Fonsagrada y le preguntamos por el tal bar, y si estaría abierto al ser jueves, nos mira, se sonríe, nos dice si si, ahí ahí, nos llamo la atención pero bueno seguimos con estas ultimas indicaciones y llegamos al sitio, como nos habían asegurado, si estaba abierto, abrimos la puerta y era un lugar que a la vista impactaba, y lo primero que pensamos fue, esto es un puti-pub aunque bueno había gente de todo tipo, incluso una familia con sus hijos, pero también había "mujeres de final feliz, era algo surrealista la verdad, no lo podíamos asegurar por que no vimos nada raro pero tenia toda la pinta de ser, era un pub mas pero con mas servicios para los clientes si se requería de ellos, una copa llevo a otra, un futbolin quien pierde paga una copa, unos chupitos de jagger y la noche nos atrapo sin darnos cuenta.
Se nos hicieron casi las 5 de la madrugada, el albergue cerrado, con una alegría en nuestro cuerpo que no era normal, nos habíamos quedado uno de los chicos catalanes y yo, el resto estaban durmiendo.
Intentamos entrar al albergue por la ventana, pero se había cerrado, antes de irnos la había dejado abierta por este tipo de situaciones, sin batería en los moviles y amenazando tormenta, habíamos conocido a dos hermanas vecinas de la aldea de al lado que fueron las que nos llevaron al albergue y al ver que empezaba a chover como dicen en Galicia se ofrecieron para llevarnos a su casa para dormir y al día siguiente traernos a Fonsagrada de nuevo, ya que entrar al albergue era imposible, habíamos pagado por una cama que no habíamos utilizado!!!

Mientras íbamos en el coche, me daba cuenta que estábamos retrocediendo que volvíamos hacia Asturias, y así fue nos quedamos a 5 km de Asturias y a 20 de Fonsagrada, aunque todo me daba vueltas esperaba que al día siguiente nos llevaran sino iba a ser un día muy largo y duro, nuestros compañeros de camino, se despiertan y no nos ven allí, los teléfonos sin batería y no pueden ponerse en contacto con nosotros, nuestras mochilas, nuestras pertenencias estaban allí y no sabían que hacer, así que tomaron la decisión de quedar un día mas en Fonsagrada y esperar a que apareciéramos.

Así fue, a las 10:00 de la mañana llegamos a Fonsagrada, la resaca era tremenda, aunque ahora pienso que no era resaca, era que todavía íbamos con un pedal encima que no nos aclarábamos, conseguimos encontrar  a nuestros compañeros y ya nos explican que han hablado con la madre de Bernardo el dueño del albergue y que nos han rehubicado en una habitación privada, nos vamos a desayunar con la tranquilidad de tener las cosas a salvo y empezamos a contarnos unos a otros las historias de la noche anterior, no salíamos de nuestro asombro los unos con los otros mientras nos reíamos a carcajadas y dolía la cabeza al mismo tiempo.

Después de desayunar llegamos al albergue donde nos encontramos a Bernardo, se sorprende y nos dice que hacéis aun por aquí? le contamos la odisea de la noche, le preguntamos si en realidad era un putipub y nos contó las historias de aquel entrañable lugar que es Fonsagrada.
Nos pregunta donde nos quedamos y le decimos que allí mismo, su cara aun fue mas de sorpresa cuando nos dijo, pero donde?? si lo tengo todo lleno ya y las reservas efectivas desde ayer, no tengo sitio!!!
Le contamos que había sido su madre, y bueno la mujer se había equivocado de día, cuando comprueba las reservas, efectivamente estaba todo completo pero no solo allí sino en toda Fonsagrada.
Así que nos lo tomamos con calma, pasamos el día allí , donde encontramos a una chica alemana que habíamos conocido en Bodenaya, y a eso de las 18:00 de la tarde, nos dirigimos hacia Padrón a tan solo 1 km.
Nuestros planes de camino habían cambiado completamente, la chica gallega iba a terminar en Fonsagrada el viernes, y al final decidió seguir hasta Lugo que seria domingo, el lunes empezaba a trabajar, pero al perder el día de mas en Fonsagrada, tuvo que dejarnos el mismo sábado.
En Padrón, en un albergue pequeño, con un pequeño jardín y con vistas al monte hicimos la despedida, aunque mas que una despedida era un hasta luego!!!!

Nos despertamos temprano, y nos despedimos de nuestra inseparable amiga de camino gallega, mientras apareció la chica alemana, nos había estado comentando que en Lugo había una variante para entrar por Arzua en vez de por Melide, así que le dijimos que se viniera con nosotros, ya que la llevaba en su guía alemana.

Ese día nos dirigíamos hacia O Cadavo Baleria, y a eso de las 15:00 estábamos allí, comer, ducha y piscina, teníamos que dormir la siesta aun estábamos de resaca.
Al día siguiente era también una etapa larga y teníamos que descansar ya que caminar con 35-36 grados como lo estábamos haciendo era algo que cansaba y te agotaba bastante.
En O Cadavo fue un día tranquilo y de relax, pasamos la tarde con otros peregrinos intercambiando historias de camino, no teníamos el cuerpo para mucho mas, así que después de cenar y hablar un rato con otros peregrinos a las puerta del albergue nos vamos a dormir.

8:00 de la mañana y se notaba en el ambiente algo de frió que nos hizo ponernos un manga larga por encima que nos toco quitarnos a los 15 minutos de empezar a caminar, pasamos el Alto de Vaqueriza y llegamos a la iglesia gótica de Sta María, mas conocida como la Catedral de Castroverde, dos kms después estábamos en Castroverde donde paramos a tomar algo, ya que era el ultimo pueblo con servicios antes de llegar a Lugo, aunque esta etapa hay varios vendings donde encuentras de todo, bebidas, comidas y demás cosas.
Sobre las 15:00 de la tarde llegamos a Lugo, vamos a nuestro albergue y hacemos la rutina peregrina de cada día, aunque también visitamos la ciudad, fueron pasando las horas y nos fuimos a dormir, aunque ese día no teníamos hora de cierre, decidimos irnos a descansar.

Hasta aquí la segunda parte de este camino, próximamente la 3ª y ultima parte!!!

sábado, 16 de septiembre de 2017

Primera Parte del Camino Primitivo 2017

Este camino lo voy a separar en 3 post, ya que no quiero que se haga pesado y largo ya que aunque un camino corto de días ha sido muy intenso.....

El año pasado cuando salí desde la puerta de casa, uno de los caminos por los que pase fue por este camino, el camino Primitivo y me quede con esa sensación de que tenia que repetirlo, así que agosto  del 2017 seria la fecha de volver a poner mis pies en el camino después de casi un año.
Esta vez el camino iba a ser  muy distinto y diferente para mi, esta vez, y por primera vez tenia una fecha para volver a casa, atrás habían quedado esos caminos que sabia cuando salía de mi casa pero nunca sabia que fecha exacta llegaría a Santiago y mucho menos cuando volvía a casa, este camino tenia fecha de ida y de retorno variando día arriba, día abajo.

Llego a Oviedo, desde Santiago de Compostela, había caminado con unos amigos días antes desde Samos hasta Santiago y el mismo día que llegue a Santiago, cogí un autobús dirección Oviedo, no quería perder tiempo y  quería seguir caminando.
Cosas del camino, que delante de mi, se sientan dos peregrinos catalanes, comenzamos una pequeña conversación nada mas iniciar el trayecto pero al poco tiempo paramos hasta que la retomamos apenas nos quedaban 15 - 20 minutos para llegar, sin saberlo estos dos chicos pasarían a formar parte de mi camino hasta mi entrada nocturna en la Santa Ciudad de Santiago de Compostela!!

Llegado a Oviedo, mi primera parada fue en una tienda de deporte a comprar una sudadera, la que llevaba la había dejado olvidada en la misma estación, con la compra ya hecha mi dirijo al albergue municipal de Oviedo para registrarme y dejar mis cosas, cuando me doy cuenta, era hora de ir a cenar, el albergue como es costumbre no iba a tardar mucho en cerrar y apagar las luces así que me dirijo al lugar mas cercano, pido una ensalada y un sandwich pero no me acordaba que estaba en el Reino Asturiano donde comida nunca falta!!!!
Termino de cenar dejando la mitad de los platos y me marcho a la cama a dormir, estaba cansado y necesitaba descansar, apenas tenia unas horas para descansar y volver a ese camino que el año pasado me cautivo.

Me despierto sobre las 7:30 y a las 8:00 empiezo a caminar, era un camino que tenia fresco en la memoria, salgo del albergue y me dirijo hacia el Ayuntamiento Ovetense, llego a su Catedral y ante la estatua de Alfonso  II, me pongo mis cascos y empiezo a callejear hasta salir de Oviedo.
Primeros desniveles que te van avisando donde estas y lo que te espera, es el Primitivo!!!
Sobre mitad de mañana vuelvo a ver, a los chicos de ayer que había conocido de camino a Oviedo, esta vez era tomando algo ya que era el primer bar que te encontrabas mientras caminabas, los saludo y continuo mi camino en solitario hasta el primer rió, que allí me senté un rato a descansar y al poco tiempo llegaron ellos con unas chicas de Alicante.

Sin saberlo el camino nos iba a dar unas cuantas situaciones y una inmensidad de recuerdos, que se quedaran en mi memoria.

Comenzamos a caminar, y les cuento que mi parada es Grado, y al día siguiente Bodenaya, del cual no habían oído hablar de este albergue por llamarlo de alguna manera por que para mi es como estar en mi propia casa, sin duda uno de los lugares mas especiales en el Primitivo.

Llegamos a Grado sobre medio día y ya fuimos echando la tarde entre risas y anécdotas con otros peregrinos que habíamos conocido durante el día o allí mismo en el albergue hasta la hora de dormir.

Amanecía con niebla, hoy el día iba a ser largo, además teníamos parada obligatoria en Casa Pachón en Salas, normalmente la gente termina aquí porque es el fin de etapa, una vez llegados aquí nos quedaban aun 8km por delante y con una fuerte subida antes de llegar a nuestro destino de hoy, aunque vendría bien para bajar los excesos de la parada de Salas.

La mañana era fresca, el sol intentaba ganarle terreno a la niebla y entre bosques y obras de la nueva autovía, sin darnos cuenta eran la 14:00 del medio día  con un calor sofocante y ya estábamos en Salas así que nos fuimos directos a casa Pachón, como siempre esta a tope, así que nos pusimos fuera debajo de una sombrilla evitando el sol que apretaba con fuerza, entre plato y plato nuestro estomago se iba llenando hasta el punto de no poder mas pero aun tenia que sacarnos el 3º plato y el postre....

Una vez terminada aquella velada gastronómica era imposible caminar, nuestro cuerpo pesaba mas que cuando habíamos llegado, eran las 15:30, los otros dos chicos se van a la piscina municipal y yo decido hacerme una siesta en la plaza del pueblo, así que apoye mi mochila sobre la pared y me deje caer, casi dos horas después y despertarme con las campanadas de las 17;00 de la tarde, localizo a los que se habían ido a la piscina y a las 17;30 empezamos de nuevo de caminar, para llegar a sobre las 19:00 al HOSPITAL de BODENAYA. (si, habéis leído bien, "hospital" porque allí se reparte amor y hospitalidad en todos sus sentidos).

Es parada obligatoria con menos de 15 plazas, donde ya se encontraban todos los peregrinos que esa noche la pasarían allí, cuando apenas me quedaban 25 metros para llegar, recibo una llamada de David, preguntándome donde estaba?? le dije sal a la puerta, y mientras colgaba la llamada ya nos veíamos de frente el uno al otro, me fundo un fuerte y especial abrazo con esta persona desconocida para mi hasta hace 2 años pero que la siento como un hermano.
Historias, presentaciones de los chicos que venían conmigo y a la rutina peregrina de registrarse, ducharse, preparar las cosas y demás.
Como es tradición en Bodenaya, cena comunitaria y el consejo  entre todos los peregrinos de la hora que tendríamos que levantarnos al día siguiente para hacer el desayuno todos juntos, ya que esta prohibido poner despertadores....

Nos despertamos a las 7:00, bajamos a desayunar, toda nuestra ropa limpia, seca y doblada, esto es un lujo, entre pitos y flautas y conversaciones banales y profundas se nos hacen las 9;30 para empezar a caminar y es que cuesta despedirse, hay algo que te hace salir de allí con una tranquilidad enorme, y así fue que tan solo pasado algo mas de 1km paramos a las fueras de La Espina para tomar otro cafe en el Bar Paris.

Aquel día era largo en cuestión de Km ya que la parada era Borres, para al dia siguiente hacer la "Ruta por Hospitales".
Así que nos ponemos en marcha, nos vamos encontrando gente que habíamos conocido los días anteriores hasta la llegada a Tineo, pero una vez allí, seguíamos hasta Borres casi 17km aun, subidas, bajadas, monte y bastante carretera, mientras llegábamos a Campiello antes de coger la carretera, en uno de los montes, me encontré un peluche de una pequeña oveja, estaba claro que se le había caído a alguien ese mismo día ya que estaba demasiado limpia como para llevar allí mas de un día, así que decidí cogerla por si encontraba a su dueño/a.
No me acordaba del año anterior de la llegada a Campiello y se hizo bastante dura caminar por el asfalto a las 18;00 de la tarde.

Una vez en Campiello aun nos quedaban algo mas de 3km, con la incertidumbre de si cuando llegáramos habrían plazas, pero estábamos allí con un objetivo claro, y el no tener sitio para dormir no iba a ser impedimento, así que después de descansar, sobre las 19;00 salimos para llegar unos 35-40 minutos después a Borres, uno que ya es conocedor de como funcionan las cosas en Borres, se va directamente al Barin de Borres para hacer el registro (así te ahorras la subida al albergue para luego leer el cartel de "Para registrarse debe ir al bar"...........

Una vez registrados y habiendo tomado unos vinos para hidratar el cuerpo y la mente, me encamino al albergue, los catalanes se quedan tomando la ultima. Mientras subía al albergue me cruzo con dos peregrinos que venían del albergue, uno era italiano por que lo iba escuchando hacia rato y una chica de la cual pensaba que era italiana pero resulto ser gallega, nos cruzamos a mitad de camino y me dijo un "hola" con una gran alegría, sin saberlo tambien va a ser parte de mi camino.

Después de ducharnos y demás volvemos al bar a cenar, y cuando entro me veo al hijo de la dueña y me dice yo a ti te conozco del año pasado y bueno empezamos a charlar entre las 3-4 mesas que allí habían todas de peregrinos. Les pregunto si es de alguien la ovejita y nadie sabe nada......

Nos ofrece, el hijo de la dueña llevarnos de fiesta a Tineo, eran las fiestas de allí y teníamos incluso casa para dormir, pero bueno rechazamos la invitación pensamos que seria una locura salir hasta las tanta y luego caminar, así que optamos por irnos a dormir, sin saberlo ni imaginarlo aun me quedaba pegarme una buena fiesta (ahora me hace gracia al pensarlo y recordarlo pero mas adelante vais a poder lo que paso en La Noche de Fonsagrada).

Amanece con una niebla espesa en Borres, incluso empezaban a caer una ligeras gotas de lluvia, el día pintaba maravillosamente bien para Hostipales al menos para mi gusto. Comenzamos el ascenso con esa sensación mas de estar en otoño que a mitad del mes de agosto por el aire fresco y el rocío de la mañana que había en las hojas de los arboles, en todo tipo de plantas y en las hierbas que íbamos pisando que llegaban algo mas de nuestros tobillos.
Esta vez la ruta era distinta para mi, el año pasado la hice con un sol de justicia pero con unas vistas impresionantes, este año se veía diferente pero esto no quiere decir que no fuera tan bonito o que no impresionara tanto, ya que escuchar el trote y galope de los caballos sin saber por donde vienen por la espesa niebla y que te aparezcan de la nada a 50 metros era una sensación de libertad y de estar en plena naturaleza.
Una vez en el Puerto del Palo, tocaba parada para descansar, comer algo y recrearte con las vistas que allí había, el día ya había despejado aunque seguía habiendo esa sensación fría, aun quedaba la bajada hacia Montefurado y ponernos dirección a Berducedo, no me acordaba pero la naturaleza tenia otra sorpresa para mi a modo de bosque de pinos!!!

15:00 de la tarde y ya en Berducedo, tocaba hacer las cosas típicas de los peregrinos, habían abierto un albergue mas desde que yo había estado en septiembre 2016, aunque fuimos directamente al albergue Camino Primitivo que ya había estado allí, pueblo pequeño, con una calle central donde se encuentran un par de bares y una pequeña tienda/estanco/mini bodega.
Aquel día era día de compartir con toda la gente que allí se encontraba y que conocíamos ya a muchos de ellos porque desde nuestro primer día habíamos ido saltando etapas y conocíamos a bastante gente, seguía buscando al dueño/a de aquella ovejita pero sin ninguna suerte, solo que ya sabia que era de una chica.
Una vez allí encontramos de nuevo a la chica gallega, pasamos la tarde, cenamos y a dormir que mañana iba a ser un día para disfrutarlo con los 5 sentidos hasta la llegada a Grandas de Salime......

Nos despertamos y nuestra primera parada era en La Mesa, nos habían hablado en Tineo, que había una casa particular de una mujer que daba desayunos a Donativo, con productos típicos de la zona, así que allí fuimos.
Una vez en casa de esta mujer, las situaciones eran graciosas, por que los españoles nos sorprendíamos ya que no es algo habitual pero la cara de los extranjeros cuando entraban y veían que era una casa familiar su cara era de autentica sorpresa. Una vez terminado aquel desayuno, por cierto si tenéis ocasión de ir probar el zumo de naranja con arándanos!!! nos dirigíamos hacia el embalse donde íbamos a tener unas vistas y un camino espectacular.

La salida de La Mesa con aquella subida infernal por carretera, hizo que el segundo desayuno del día, se me quedara en los tobillos, aunque me quedaba poco para llegar a la Capilla de Sta Marina un lugar que recordaba del año pasado y que me gusto bastante así que espere a que llegaran los dos chicos catalanes, la chica gallega, y el italiano. Una vez allí todos juntos nos pusimos camino de Grandas de Salime, sin darnos cuenta y entre conversaciones profundas, graciosas y sin sentido la chica gallega y yo empezamos a caminar y llegamos prácticamente juntos a Grandas.

Habíamos llegado relativamente pronto, así que teníamos toda la tarde por delante así que decidimos irnos a la piscina municipal a echar allí la tarde, una vez allí uno de los chicos catalanes y yo nos vamos a comprar para hacer la cena.
Mientras preparábamos la cena, la chica gallega baja a la cocina y me dice que ha encontrado a la dueña de la ovejita, la ovejita ya era famosa!!! mi cara cambio, me había quedado prendado de aquellos ojos, bueno haya que subo y era una pareja italiana me enseñaban fotos y me abrazaban, en sus ojos se veía la alegría de recuperar aquel pequeño peluche pero que tanto significado tenia para ellos.

Después de la tristeza de tener que despedirme de la pequeña Dolly, cuando ya pensaba que llegaría conmigo a Santiago, nos fuimos a cenar y a dormir.

Aqui termina la primera parte de este camino de 2017!!!