Páginas vistas en total

Translate

jueves, 13 de abril de 2017

Olvidar eso que no llegue a aprender o que el camino no me quiso enseñar....

Hay algo que en todos los caminos que he caminado y en los miles de kilómetros que he recorrido y que siempre llegando a su fin es una especie de tristeza que se apodera de mi  y los días posteriores cuando ya he llegado a casa, se repiten una y otra vez esos recuerdos de gente que conocí (unos pasaron a ser parte de mi familia, con otros nos unía ese "Buen Camino" y otros con los que jamas he cruzado palabra) de los lugares nuevos por los que ande, de los lugares ya conocidos, de conversaciones de todo tipo, de situaciones indescriptibles y de un sinfín de momentos que pululan por mi cabeza muchas semanas después incluso meses.....

Del camino he aprendido mucho, una infinidad de cosas y cada vez que vuelvo algo nuevo me enseña lo que no he llegado a aprender es a olvidar, es algo que creo que nunca podre llegar a ese estado de poder olvidar ciertas cosas o personas que hacen que siempre tenga esa melancolía post camino, esa melancolía que muchos días me hace pensar, en coger la mochila y volver al camino, aunque luego cuando regresara a casa estaría en la misma situación....

Ahora entiendo eso que me decían que el camino era una droga.... la primera vez que llegas al lugar de tu partida eres un autentico novat@ de la situación, todo te es extraño y desconocido, sientes cierto temor, no sabes que te vas a encontrar pero que sabio que es el camino que por si mismo y sin tu darte cuenta te va enganchando junto al resto de situaciones que vas viviendo mientras vas caminando, quedas impregnado@ de ese rió de puntitos de energía que llevan y recorren los caminos que llevan hasta el Campo Santo de Compostela!!

Siempre lo he dicho y lo diré, "desde siglos pasados cada peregrino que ha hecho el camino ha dejado un punto de su energía en el peregrinar que le ha llevado a Campus Stelae y cuando caminas, hoy en día, haces lo que durante siglos y siglos hasta el día de hoy se ha hecho, y es, simplemente caminar, con la ilusión de llegar a tu destino, así que recuerda que tu también dejaras ese punto de energía para peregrinos futuros"
Y por eso mismo te engancha, no has terminado todavía el camino y ya estas pensando cual sera el siguiente que hagas, es una sensación de que necesitas mas y mas, hay días que te sientes poderoso y que podrías caminar una barbaridad de kilómetros, otros que te sientes que no podrás caminar ni un solo kilómetro mas pero cuanto mas caminas, mas quieres caminar ya que el cuerpo y mente segregan unas endorfinas que te causan felicidad!!!

En realidad esta sensación de "No Olvido" no quiero aprenderla a como olvidar, seria perder momentos irrepetibles y quizás apagar esa necesidad de preparar tu mochila, ponerla sobre tu espalda y empezar a caminar, seria perder demasiadas sensaciones y demasiados momentos bonitos para la vida de uno de mismo.

Así que una vez mas tengo que darle gracias al camino por enseñarme a no olvidarme de el, a tener esa necesidad de coger mi mochila y seguir paso a paso esas cientos de conchas y flechas amarillas que invaden Europa!!!