Páginas vistas en total

Translate

martes, 29 de septiembre de 2015

Es una opción hacer el Camino con una tienda de campaña??


Mucha gente antes de empezar el camino se pregunta, si es necesaria? si merece la pena o si puedo acampar?

Vamos a empezar por que en España salvo algunos sitios habilitados esta prohibida la acampada libre pero como estamos hablando del Camino, digamos que hacen un poco la vista gorda, también debes de ser un poco consciente y siempre que quieras acampar hacerlo en un lugar que no llame mucho la atención, y al día siguiente recoger y dejarlo todo tal cual estaba, en este caso no hay ningún tipo de problema (recuerda que después de ti vendrán otras personas y si lo dejas todo en condiciones estas personas también podrán acampar).



Luego hay albergues que te dejan acampar en sus instalaciones, hay algunos que no te cobran nada por poner tu tienda de campaña y otros que si te cobraran por ello, sinceramente pagar por un pedazo de tierra cuando tienes tantos cientos/miles de metros a tu alrededor es una tontería, salvo que en este precio te incluya el poder ducharte.
Luego también están los que te cobran por plantar tu tienda y por poder ducharte, en este caso es mas conveniente el pagar por una cama/litera ya que siendo realistas siempre se duerme mejor en una cama.

Merece la pena o es necesaria?? por regla general una tienda esta entorno a los 2kg aproximadamente y tienes que ser consciente de que van a ser muchos días y km viajando contigo pero para mi la verdad que esto no es importante por que lo valoro y te da toda la libertad del mundo, puedes hacer el camino como tu quieras, sin agobios y sin extresses de buscar un sitio para poder dormir y mas en los meses de julio y agosto, y mas si te gusta caminar por la tarde como es mi caso.
Puedes ver un sitio que en ese momento te parezca el mas maravilloso del mundo, por sus vistas, por lo que lo rodea o simplemente por que te apetece, puedes poner tu tienda allí para ver anochecer y al día siguiente ver como amanece, te da la opción de irte a dormir cuando tu quieres y no cuando se apaguen las luces del albergue(salvo que no haya horarios) y una de las mejores cosas te ahorras los ronquidos y los ruidos de cremalleras y bolsas a partir de las 5:00 de la mañana!! Por esto es por lo que digo que te da toda la libertad del mundo. Para mi la tienda de campaña te da algo que no te lo da nada mas, salvo que quieras dormir siempre bajo los soportales de una iglesia, tapado bajo un manto de estrellas o resguardado en algún cobertizo pero te arriesgas a que llueva o ese día haga frió de mas!! Siempre te hablo de usar la tienda en épocas que ya hace buen tiempo así que podría ser de mayo a septiembre. Otra cosa es que ya tengas una tienda que este preparada para bajas temperaturas (pero si ya cuentas con una tienda de estas características todo lo que leas aquí, esta de mas, ya que eres uno de los míos) y lo que me da es LIBERTAD.

Tampoco hay que echarse las manos a la cabeza y pensar, es que si llevo tienda como me voy a duchar o como me voy a asear?? todo esto lo puedes hacer sin ningún tipo de problema, hay
albergues que te van a dejar ducharte y te van a dejar asearte al día siguiente.

Yo alterno los días de tienda de campaña con los días en albergue, tampoco tengo un esquema que diga hoy duermes aquí o duermes allá, la voy utilizando según me plazca o si llego a un albergue no hay plaza y no me apetece seguir caminando. Por ejemplo este año comencé mi peregrinación en Le Puy en Velay y tenia 1522 km por delante antes de llegar a Santiago de Compostela y en realidad utilice mas la tienda en el trozo de Francia que fueron unos 730 km hasta llegar a Saint Jean Pied de Port que durante el Camino Francés, que si mal no recuerdo solo la utilice 1 vez, por eso digo que no llevo un planning de los días que voy a dormir en un lugar u otro pero el llevarla siempre me da la posibilidad de hacer lo que realmente quiera o me apetezca en casa momento.

En definitiva y como digo es una opción mas para poder hacer el camino y mas si van a ser muchos dias, ya que ahorras bastante dinero, es mas todas las personas que coincidimos en Le Puy Velay que fuimos cuatro, todos llevabamos tienda de campaña (dos de ellos venían desde Alemania).

Asi que como consejo y si os gusta el poder tener otra experiencia en el camino os aconsejo que lo probéis, buscar una tienda con el menos peso posible y que no sea muy aparatosa a la hora de montar y desmontar y buscarle un buen lugar en la mochila.

martes, 22 de septiembre de 2015

Es seguro el camino de Santiago?




Tras el trágico suceso de la peregrina estadounidense Denisse Thiem, me veo en la obligación de escribir esta entrada en el blog aunque es de las que menos me gusta y la que mas me va a costar escribir por todo lo que conlleva pero estoy cansado de oír por televisión y leer en prensa o redes sociales que el camino no es seguro, y esto no es asi.

Mucha gente sobre todo, las personas que  nunca han andado por las sendas que llevan hasta Santiago de Compostela, se hacen esta pregunta y es si ¿ el camino es seguro? y para mi la respuesta es clara, concisa y contundente y es SI.

En realidad cualquiera de los caminos y sobre todo los menos concurridos, incluso el francés,  son como la vida real, esa alejada a la vida del peregrino que nos enamora y nos hace ver que otra vida y otros valores son posibles.
Pero ante todo hay que tener sentido común, en el camino conoces gente de todos los los lugares del mundo, de cualquier religión, con pensamientos distintos a los nuestros pero todos somos peregrinos y es muy difícil que se de un caso inseguro entre peregrinos.
Viene mas cuando entran en acción personas externas al camino pero esto ya pasaba hace cientos de años. Así que no es nada nuevo.

Muchas veces por no decir siempre vamos inundados por la magia que se vive en el camino y pensamos que todas las personas van a ser igual que nosotros, que estamos dispuesto a compartir nuestra comida o nuestra agua con cualquier persona que lo necesite o con los otros peregrinos que vamos conociendo a lo largo de la peregrinación que nos lleva a la tumba del Patrón, pero muchas otra veces tenemos que mantener activada esa luz encendida de la desconfianza y mas cuando vemos una persona ajena al camino, a esto me refiero a una persona que no lleve mochila, que ves que no es peregrina y que esta parada a la espera de que pases por delante suya. Con esto no quiero decir que desconfiemos de todo el mundo por que lo mas seguro es que sean  lugareños del lugar que en cualquier situación nos pueden echar una mano como ha pasado en infinidad de ocasiones.

Muchas veces por no decir el 99% de las veces no pasara nada pero siempre queda ese 1% en esos casos debemos ser astut@s y llevar a cabo unas pautas pero que son de sentido común, 
Como puede ser el esperar a que vengan otros peregrinos, el acelerar el paso cuando estés cerca de esa persona ajena al camino o tener el teléfono a mano y el numero 112 (Teléfono de emergencia) marcado a falta de darle a llamar.....

Y podéis pensar, esto es seguridad? para mi si lo es, en realidad. Ya que todas las situaciones que se te pueden dar en el camino se te pueden dar en tu vida real, o caso en tu vida el día a día estas exent@ de cualquier peligro? NO!! ni mucho menos, al contrario te expones a muchos mas peligros y situaciones incomodas ya que encuentras a gente de todo tipo sin ningún sentido común, lo que pasa es como dije antes, nos dejamos llevar, dejamos que el camino fluya en todas su formas dentro de nuestra mente, nos confiamos y no somos conscientes, pero el camino en realidad no es un parque de atracciones ni un camino de rosas.

Hace cientos de años, muchos de los peregrinos que partían de su casa no volvían  a ella, ya que les pasaba todo tipo de cosas, desde asaltos, enfermedades, malas climatologías y muchos otros inconvenientes que les hacia no poder llegar al fin de su camino, (hay muchos libro que hablan ya de esto y  si tenéis la posibilidad de leer alguno  veréis como hace ya muchos siglos pasaba todo esto que os digo ahora) y ahora en realidad jugamos con la ventaja de que tenemos móviles, que la sociedad ha avanzado y somos mas civilizados, de que hay mejores servicios y una infinidad de cosas que hacen el camino una ruta segura.

Ante todo y sobre todo es ser consciente con lo que estamos haciendo ya que son muchos km y muchos días y como he dicho anteriormente el camino no es un juego o un parque de atracciones ya que mucha gente se lo toma como tal y no, no es así, el camino, no es un camino de rosas, es un camino de peregrinación con los riesgos, tristezas, alegrías y momentos inolvidables que nos llevaremos para siempre en nuestro interior marcados de por vida, no conozco a ningún peregrino que haya andado y no quiera volver al camino, y si fuera inseguro seguro que no volvería a esta ruta jacobea. 



Buen Camino Peregrin@s

sábado, 19 de septiembre de 2015

Las cosas "raras" que suceden en los albergues municipales en Galicia y el negocio que hay montado.


Ese extraño caso de por que en Galicia los albergues municipales tienen cocina y en algunos casos cocinas completamente nuevas que ya las quisieran muchas personas para su casa y no disponen ni de un simple cuchillo, tenedor o un simple vaso de cristal o un tan socorrido micho-hondas.

¿Sera un caso para llamar a cuarto milenio?¿Sera que el menaje tiene patas?¿ Sera que hay algo oculto tras esto? o simplemente, ¿seras alucinaciones mías?

Muchos son los comentarios y las historias que se han escuchado sobre esto, que ya parece que sean leyendas urbanas, y ya he escuchado de todo como que:

  • Los utensilios/menaje es robado!!! por Dios como que robado?? tu cargarías con una hoya o con una sartén? o cargarías con vasos de cristal pudiéndose romper dentro de tu mochila? con lo que eso conllevaría, porque yo realmente no lo haría "salvo que sea el micro-hondas" jajajajajajaajja, ya llevo bastante con mis cosas como para cargar con algo de esto, puedo entender que siempre hay amigos de lo ajeno pero que pueden llevarse un tenedor? una cuchara?  un cuchillo? pero es curioso que a lo largo del camino hasta que llegas a Galicia no roban nada de esto en los otros albergues del camino !!!!
  • La gente no limpia lo que utiliza!!! venga ya.....espera que me coja bien donde estoy sentado y así no me caigo de la risa!!! ponen la excusa que la gente que empieza los últimos días entorno a 5 - 7 días, no tiene el espíritu de los peregrinos que lleva muchas jornadas caminando y bla bla pero es que resulta que hay gente que empieza en SJPDP, Pamplona, Burgos, León y por diversos motivos pueden caminar 6/7 días, y esta gente si limpia lo que utiliza!! que curioso verdad??, sin contar la gente que hace su camino en estos cortos plazos de tiempo luego vuelven a pisar los caminos que llevan a Santiago.
En realidad puede ser que Galicia al ser tierra de meigas, duendes y de magia, la gente se transforme, y se lleven el menaje de las cocinas, no limpien y demás cosas extrañas. Pero en realidad solo hay un motivo claro y contundente!!!!, y es el NEGOCIO ECONÓMICO que hay montado entorno a los últimos 100 km incluso podemos incluir 150 km así también metemos en el saco al albergue de O´cebreiro.

Sino pasara el Camino de Santiago a través de muchos de estos lugares que todos conocéis su economía seria 0, si como lo leéis, seria 0. Salvo las que menciono en segundo lugar, que son los que disponen de diversidad de negocios aparte de la agricultura y las explotaciones agrícolas/ganaderas pero aun así el "CAMINO DE SANTIAGO a incrementado sus ingresos de una manera brutal.

Y como devuelven esta gratitud? con precios abusivos, mal trato hacia las personas que recorren esta ruta y en muchos casos aprovechándose de las personas que son extranjeras por desconocimiento del idioma.

O´ Cebreiro, Tricastela, Portomarin:  Podemos decir que son los finales de etapa mas pequeños según la mayoría de guías, y solo encuentras bares, restaurantes y tiendas de suovenirs y alguna tienda de ultra-marinos o pequeño supermercado. Aun así hemos dejado sin mencionar muchas aldeas por las que pasa el camino que se benefician económicamente por el paso de miles de peregrinos a lo largo del año.

Sarria, Palas de Rei, Arzua : Mas grandes que las  anteriores, disponen de mas tiendas/negocios de diversa índole pero uno de sus puntos fuertes económicos sigue siendo el Camino de Santiago.


La XUNTA, por que la responsable es la XUNTA y podria hacer algo al respecto, se ha tenido que bajar los pantalones ante asociaciones de comerciantes y demás por que sino no tiene sentido ni explicación!!!
Y se que esto no llegara a ningún lado ni lo leerá nadie que lo tenga que leer pero los peregrinos no somos billetes con piernas!!! Es como cuando leo anunciado en las pizarras y carteles de bares y restaurantes "Menú del Peregrino" ( me sale una carcajada) ya que cuestan lo mismo que en mi ciudad o ciudades que no pasa el camino por ellas!!! No digo que regalen su producto ni mucho menos, pero deberían tener unos precios mas asequibles o variedad de menús para que tengas la opción de elegir el que mas te convenga.

Cada vez el camino se convierte en mas turístico y comercial a lo largo de camino pero sobre todo en las ciudades del termino de Galicia.

Una vez terminado espero que llegue a la redacción de cuarto milenio e investiguen estos extraños sucesos dignos de investigar!!!

Mientras todo esto se soluciona o dan una explicación seguiremos sufriendo el abuso de comerciantes y albergues con buenas instalaciones pero..............

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Via Podiense, Camino Frances y Camino de Finisterre 1.620 km en 60 días.

Para:

*Desde aqui quisiera agradecer a todo el mundo que me ha ido siguiendo en estos dos meses, las personas que con sus mensajes me han ido animando, a la empresa "Columbus Discover Nature", a esa gente desconocida que me han tratado como familia, a esa que gente que sin nombrarlos ellos saben quienes son, en fin a todos los que habéis estado ahí cuando teníais que estar, un millón de GRACIAS va por vosotros


Todo empezaba un día 1 de Julio del año 2015, cuando me disponía a salir de casa para coger un tren dirección  Barcelona, para el día 2 coger otro tren que me llevara a la ciudad francesa de Lyon, para pasadas unas horas coger por fin el ultimo tren y llegar a la ciudad de Le Puy en Velay, que era donde comenzaba mi peregrinación hasta Santiago de Compostela y más tarde a Finisterre.

Aunque en realidad el viaje empezó a gestarse mucho antes, no fueron ni días ni semanas, sino meses lo que me llevo conocer y hacer todos los preparativos de este camino llamado la VIA PODIENSE.

Días antes del 1 de Julio ya tenia preparado todo lo que me hacia falta, mi mochila que pasaría a ser mi cama, mi armario, mi despensa, en realidad iba a ser mi casa durante este tiempo, y esperaba al lado de mi cama a que pasaran las horas para al fin, cogerla, cerrar la puerta de casa y adentrarme en un camino totalmente desconocido para mí en la Francia mas rural y agrícola que se pueda conocer.....

A las 8:00 de la mañana del día 3/7 acudo a la Catedral de Le Puy en Velay ya que hay una misa del peregrino y es tradición el acudir para pedir por todas las personas que empiezan su peregrinación y para que un@ mismo tenga un buen viaje allá hacia donde vaya.

Grupos grandes de gente y tan solo diviso 3-4 peregrin@s aparentemente de mi edad, termina la misa, nos dan la bendición y nos regalan una medalla para que nos proteja en nuestro caminar.



Los nervios estaban en mi interior, era un camino nuevo, nueva señalización, nada de flechas, aquí todo iba marcado por las señales del GR (Senderos de Gran Recorrido) un idioma que desconocía por completo salvo las típicas expresiones de Bonjour, Bonsoir, Merci y unas pocas palabras mas....



Empiezo a caminar saliendo de la ciudad y siguiendo las primeras señales, demasiado fácil para ser verdad, mucho senderista y pocos peregrinos en realidad......

Me cruzo con la primera persona un sr alemán de nombre Florentin y el destino iba a querer que llegáramos a Compostela, empezamos a charlar y llegamos hasta nuestro primer lugar de destino St Privat de Allier.




Fueron pasando las jornadas y los paisajes me iban enamorando, todos los días subíamos y bajábamos montañas y qué montañas, que aun estando ya en casa y habiendo pasado casi 60 días, me acuerdo de la subida de Aumont-Aubrac, cruzábamos pastos con vacas por medio, abrir y cerrar puertas para que no se escapara el ganado era lo mas común, las personas que me iba cruzando, el camino en Francia me estaba resultando una maravilla, salvo por sus rarezas como en los horarios de los comercios de 07:30 - 12:30 y de 15:30 - 19:00, las tartas saladas, el comer queso como postre o que no tomaran café con leche o que los domingos estuviese todo cerrado o que los lunes y miércoles muchas panaderías estaban cerradas son cosas que no llegue a acostumbrarme salvo cuando ya estaba casi llegando a España.




Los primeros días fue un camino en solitario hasta que empecé a conocer gente, pero aun así hubo días que camine solo ya que no es un camino muy concurrido, de vez en cuando veías pasar algún peregrino o roundoenner (senderista) que te dedicaban un Bonjour o un BounChemin esto ultimó era mas raro.... Pero esto hacía que tuviera todo el tiempo del mundo para mí y mis cosas, no me preocupaba el donde llegaría o donde dormiría esa noche porque si algo tiene este camino es la amabilidad y la bondad de la gente.


Es un camino muy diferente al Camino Francés, donde hay albergues, bares, tiendas en cada pueblo que pasas, aquí solo había al final de la etapa por lo que debías ir preparado para todo el día :)


Hago un pequeño grupo con gente que iba hacia Conques, ya que es muy típico el hacer esta ruta Le Puy Velay - Conques de unos 200 km, dos chicas francesas y dos chicos franceses (aunque ellos no llegaron por que se desviaron hacia Rocamadour) con los que dormí al aire libre, en albergue, en una casa particular, en un refugio al lado de la iglesia de Saint Roch y de los que me dio mucha pena que terminaran y no llegaran a Compostela.


Durante estos días una pequeña tendinitis hacía de las suyas en mi pierna izquierda, pero por obra de Santiago o no sé qué motivo cuando estaba en Conques en la Abadía de Sainte Foy, acostado en mi cama de espaldas a la puerta, oigo como chirría y se abre la puerta y lo siguiente que oigo es "Hay aquí un peregrino español?" era el único español que había esos días por el camino y esa voz no me era conocida para nada, pero sabia que me buscaba a mí, giro mi cabeza y me veo a D. Manuel Rossi que estaba de vacaciones en Francia y habían cogido su coche su mujer y él y me estuvieron buscando por todo Conques hasta que me encontraron, nos fundimos en un abrazo y la verdad que a partir de ese día mis dolores desaparecieron, por lo que puedo decir que la visita de D. Manuel fue una cura para mis piernas y mis molestias en las piernas pero digamos que las sorpresas no iban a acabar aquí.
Al día siguiente, cuando me dirigía camino de Limogne en Quercy, al hombre alemán que tenia perdido de hacia días me lo encuentro de nuevo en una pequeña parada donde servían té, café, refrescos y algún dulce típico francés e iba caminando con una chica joven de unos 25 años que resulto ser su hija, ese día llegamos juntos y fuimos a dormir al camping, le estuvimos contando a la hija que habíamos caminado unos días juntos pero que nos habíamos perdido, la lástima era que al día siguiente la hija terminaba el camino allí en Francia, ya que había estado una semana caminando con su papá pero como os he dicho este fue el camino de las sorpresas.
Como para ellos el pronunciar José era muy difícil, me llamaban "Pepe de Alicante", Floretin paso a ser "Tino del Camino" y su hija Stefana se llamaría a partir de ahora "Nana la Alemana" incluso su hijo que no estaba también tuvo su nombre, de Joaquín pasó a ser llamado "Ximo".


Durante esos días los peregrinos que iban a Santiago fueron creciendo y al final formamos un grupo grande, 2 alemanes, 1 danesa, 1 español y varios franceses que una vez llegados a Saint Jean Pie de Port, antes de cruzar la frontera española, nos separaríamos para recorrer el Camino del Norte y el Camino Francés.



Otra vez el destino hizo que aunque caminábamos separados nos encontráramos en la ciudad de Condom, en "Le Refuge de Jean", y es que allí nos encontramos tan bien y tan cómodos que bajo el permiso del dueño nos quedamos dos días, y es que era imposible el irse de allí, nos llevaba en su 4x4 a bañarnos a un lago, por las noches sacaba el Armagnac,una especie de coñac pero mucho mas fuerte, y era como el estar en nuestra propia casa además de que nos vendría muy bien el descansar aunque fuera un solo día.

Partimos a los dos días de estar allí dirección a  Eauze, "Tino del Camino" y yo, ya que los otros llevaban un paso más lento, y el día fue pasando sin nada que mencionar importante salvo nuestras charlas, nuestros pensamientos, nuestras paradas técnicas y poco mas, cuando llegamos había una chica llamada Dominique la cual también llegaría hasta Santiago en un primer momento.



Pasaban los días y ya estábamos casi a finales del mes de julio, pocos días faltarían para llegar a Saint Jean Pie de Port y que todo fuera distinto, más peregrinos, mas turigrinos, mas estrés y por fin el poder llegar a mi España querida donde podría comprar a cualquier hora, el que no me miraran raro al pedir un café con leche, pero como todo en la vida esto tenia sus pros y sus contras.

Llegamos a Navarrex antiguamente ciudad fortificada y que albergaba a mas de 5.000 peregrinos en siglos pasados, desde las afueras de la ciudad hasta que estabas dentro de ella se percibía ese olor y magia a ciudad medieval por las que hace cientos de años ya pasaban otros peregrinos como nosotros, esa noche la pase en L´ Alchimiste, un lugar también para recordar por el lugar y la magia que de él se desprendía ya estábamos a finales del mes de julio y el olor a tortilla de patatas, los horarios españoles se podían apreciar en la lejanía, era como el hijo prodigo que volvía a su casa.


De Navarrex me dirijo a St Palais por una dura subida a la "Estrella de Gibraltar" para de ahí llegar a Ostabat, camino mucho mas duro por las lluvias de ese día, pero cuando estuve en lo alto de la montaña con las vistas y la  pequeña ermita de S-XVI mereció la pena y tome allí un tentempié para poder continuar a la ciudad donde se juntaban tres de los cuatro caminos que recorren Francia "Le Puy, Paris y Velezay" el cuarto el camino de Arles entra por Somport y Jaca y se unen en la ciudad navarra de Puente la Reina. 



Ya parece que estamos mas cerca de casa, donde antes nadie hablaba español ahora ya empiezan a hablarlo y para mí es mas fácil comunicarme, típicos caseríos vascos, prados verdes, ya aparecían las primeras flechas amarillas aunque tímidamente y el tiempo seguía nublado y lluvioso y esto era lo que me deparaba antes de permanecer mi penúltima noche en Francia.



Salgo de Ostabat de la casa donde había dormido y a menos de 50 metros encuentro otra vez al grupo de gente joven que vamos hacia Santiago, entre risas y entre "Pepe ya en España mañana" llegamos a SJPDP, pero como todos nos temíamos, era una ciudad tomada por turistas y nuevos peregrinos que empezarían al día siguiente su camino. La vista fue aterradora nada mas entrar en esta bonita ciudad, primer albergue que vemos a las 11:56 AM y ya una fila de mochilas que se perdían en el horizonte de las que habían, esto no era buena señal para ninguno de nosotros que llevábamos caminando prácticamente un mes.
Nos vamos del tumulto de la gente y pienso lo que pienso y a las 4:35 PM pienso lo que pienso y opto por la opción de empezar a caminar quería evitar la romería que habría al día siguiente, compro un poco de fruta y dulce y comienzo la subida a los Pirineos, otros pocos peregrinos que habían empezado hoy optan por lo mismo pero los voy dejando atrás, ya que a ellos les cuesta mucho mantener el ritmo, llego a Orisson y me siento para descansar un poco, fumarme un cigarro y tomarme una Coca Cola.

Paso allí una hora hablando con unas chicas italianas que finalmente deciden quedarse porque están agotadas, con lo que yo cojo mi mochila y sigo subiendo y subiendo, hubo un momento que podía tocar las nubes con las yemas de mis dedos pero ojo!!! que la meteorología hizo de las suyas y en un visto y no visto todo el valle quedó rodeado de una fuerte y espesa niebla, no podía ver nada a más de 3 metros delante de mí y para llegar a Roncesvalles me quedaban mas de 14 km y los últimos 10 km por bosques por lo que seria mas difícil poder seguir el camino, un pequeño escalofrío recorrió mi cuerpo por el miedo a poder perderme entre aquella niebla y de la nada apareció un pastor: y me dijo a 500 metros tienes un refugio, por lo que pase la noche allí, cuando entré había leña y pude encender la chimenea, pasado un rato llegaron otros peregrinos madrileños que les paso lo mismo y buscaron cobijo en aquel sitio.

A la mañana siguiente nos despertamos por la fuerza del aire que hacía que silbara entre las piedras que formaban el refugio, cogemos las cosas y ponemos marcha hacia Roncesvalles con mucho esfuerzo porque el aire era muy fuerte y te llevaba de un sitio a otro pareciendo una marioneta guiada por las inclemencias del tiempo. Llego a la Fuente de Roldan y el espesor de los árboles y las bajadas empiezan a cubrirnos de aquel dichoso e incómodo aire, pero aquello no seria lo peor, sino que fue cuando llegue a Roncesvalles, aunque ya pude tomar un café con leche y un pintxo de tortilla en condiciones. La imagen de ver llegar autobuses me aterraba por lo que no me detuve mucho tiempo y seguí caminando, mi intención era parar en el siguiente pueblo pero la romería que había salido aquel día de Roncesvalles estaba todos allí por lo que sin prisa seguí caminando y dejando peregrinos atrás hasta que llegué al Albergue parroquial de Zabaldika pasadas las 7:15PM (no lo conocía pero me enamoro este albergue) instalaciones nuevas, todo muy ordenado y sobre todo por los hospitaleros que cuando vieron mi credencial y de dónde había salido me dijeron: tú eres un peregrino de los de antaño.....

El día siguiente sin pensamiento de dónde me llevarían mis pies, lo único que tenia claro era que quería ir a Obanos y de allí a la iglesia de Eunate, algo maravilloso por lo que merece la pena desviarse 5 km para poder verla, pero una vez en Obanos veo un cartel que pone que los lunes está cerrada, pero aquello no me iba a detener, llego hasta Eunate y una vez fuera en el jardín que tiene la iglesia, mientras me disponía a marchar, llega un coche con un sacerdote y me dice que en 10 minutos la abría, la suerte estaba otra vez a mi favor, con lo que puedo ver la iglesia por dentro y retomar mi camino hacia Puente la Reina no sin antes coger una fuerte tormenta que me acompañó en los últimos 8 km hasta llegar al sitio de mi destino aquella jornada.


Pasamos la noche entre tormentas pensando que al día siguiente seguiría igual, pero el día amaneció soleado y de lo que había sido una feroz lluvia tan solo quedaban unos pequeños charcos que los peregrinos nuevos esquivaban y los peregrinos con más días caminando pasamos por encima y es que si quieres diferenciar a un peregrino de tiempo a uno de poco tiempo fíjate en sus botas y sus
calcetines.

Llego a Estella acompañado de una chica rusa que pese a estar lesionada de la rodilla anda tranquilamente entre 40-45 km al día, no quiero imaginar esa chica con la rodilla en condiciones, pasamos toda la mañana caminando y hablando y nos despedimos una vez llegados allí, yo me dirijo hacia el albergue y ella retoma su camino.
Una vez en el albergue de Estella conozco gentes que marcaran mi camino (Martina, Michelle, Misha) ya que con dos de estas personas entré en Santiago después de una manera muy curiosa.....

De Estella a Vianna donde el año pasado ya había parado y este año quería volver a repetir la experiencia, día muy caluroso donde el sol apretaba más de la cuenta y en los últimos 10 - 11 km se nos une un chico sueco llamado Robert que sino llega a ser por nosotros habría quedado deshidratado,  ya que le tuve que dar mi botella de agua de 1,5L y otro chico llegando ya a la entrada de Vianna también tuvo que darle agua y es que cómo bebía, la verdad que yo también pase sed pero lo llevo mucho mejor que Robert por lo que termino diciéndome que tenia un amigo en Suecia para toda la vida y para lo que me hiciera falta tenia allí su casa!!
Una vez en Vianna conozco a dos chicos italianos con los que he compartido muchos días de camino "Paolo el León" y "Marco el Valenciano" este último su nombre es por que hizo el ERASMUS en Valencia.

Noche tranquila, bueno, qué coño tranquila, dos habitaciones y una llena de mujeres y con una cama libre y pienso: ummmmmm genial hoy estaré a salvo de ronquidos y me instalo en la habitación, pues anda que si, no sé cual de todas sería, pero roncaba como si con ello se le fuera la vida, qué noche por Dios, eso no era normal. Luego cuando se lo cuento a las dos hospitaleras que eran de Holanda y a los dos chicos italianos se partían de la risa y me decían: eso te pasa por listo jajajajajajajaja pero los italianos me reconocieron que en su habitación había otro oso que no los dejo dormir, pero bueno, esto son las melodías del camino.
Una vez llegados a Najera, estoy en la cocina del albergue cocinando y de momento escucho una voz que me era familiar pero no era posible, ya que quería tomar el Camino del Norte, era "Tino del Camino" y cuando nos vimos nos fundimos en un gran abrazo, parecíamos dos hermanos que se habían reencontrado años después y así nos lo dijo la hospitalera que allí estaba, dejamos todo lo que estábamos haciendo y nos pusimos a hablar y hablar, nuevamente el camino me volvía a dar una sorpresa agradable :) pero las sorpresas no habían terminado aquí todavía!!!!



Dirección a Tosantos, albergue recomendando por mi amiga Toñi del Camino de Benidorm - Sureste, hacia allí que me dirigía en compañía de otros peregrin@s y cuando llegamos, uno de los hospitaleros al pedirme la Credencial y ver que era una Credencial francesa y desde donde había salido lo primero que hace es ir a ver donde están los datos personales y me dice: con que eres José Antonio!!!!! yo me quede callado sin saber el porqué de aquel brillo en sus ojos y esa voz entrecortada al decir mi nombre; y me dice: soy Paco59, fui el que te dio toda la información en los meses de abril y mayo y me marchaba en dos días y tenia la duda de que te viera, pero para que veas que esto es camino y todo puede suceder, y la verdad que ya solo con eso mereció la pena llegar a Tosantos aunque luego fue todo mejor aun pero con la compañía de aquel hombre ya me sentía bien y alegre.



Estaba ya cerca de uno de los sitios donde quería parar y era antes de Castrojeriz en el Convento de San Antón, mientras preparaba mi camino en los meses de febrero y marzo hablé con la persona responsable de allí Rebeca, era un sitio muy humilde, tanto que no tiene agua caliente ni luz eléctrica, la cena y el desayuno todo a la luz de las velas, pero tiene algo que te atrapa. Será su historia? será la gente que lo llevaba? qué será? no lo se en realidad pero allí me quede dos días y la verdad que ahora estando en casa y recordándolo me habría gustado quedarme algún día mas, allí con Roland el alemán hicimos la cena para todos, y luego el italiano del violín a la luz de las velas nos toco unas cuantas canciones.

Nos despertamos temprano y preparamos el desayuno los peregrinos de ese día iban abandonando uno a uno el albergue y les prometí a todos que nos volveríamos a ver y a Martina la acompañe hasta Castrojeriz ya que tenia que ir a comprar tabaco.
De vuelta al albergue me cruzaba peregrinos que iban dirección de Castrojeriz y de Fromista y yo volvía al convento sellado con la "Cruz de TAU" era una sensación extraña el ir en direccion contraria, pase allí el día con la hospitalera de Sudáfrica y Austria (Corrine y Veranne).
Curiosamente el quedarme allí hizo que me reencontrara con gente que tenia perdida de otros días e iban llegando y me decían pero que haces aquí??

Al día siguiente madrugo bastante por que ese día me esperaban 50 Km por delante había quedado con toda la gente en Carrion de los Condes así que allí me dirigía y otra sorpresa me tenia el camino preparada, ese día iba centrado en andar y no parar mucho para que no se me hiciera muy tarde y justo cuando detengo un poco mi ritmo caigo al lado de dos chicas italianas, empezamos a hablar y hablar y resulta que era una chica que meses antes había conocido por Facebook pidiéndome información sobre el camino francés la verdad que nos quedamos todos con la boca abierta por que fue una manera super extraña, así que ya decidimos ir al mismo albergue y cenar todos juntos, aunque esta decisión haría que perdiera a la gente con la que andaba aunque no fue por mucho tiempo!!!

Salimos de Carrion de los Condes y cuando cojo la recta de 17 km que lleva hasta Calzadilla de la Cueza en la que no hay nada prácticamente salvo dos bares portátiles me reencuentro con todos  nuevamente y seguimos caminando pero una vez llegados a Calzadilla, me encuentro con Grego un valenciano que trabaja en el albergue de allí y no me deja andar y hace que me quede allí, solo tengo palabras de agradecimiento para el y su jefe por la manera que nos trato, me sentía como en casa y le decía que al día siguiente me costaría marchar de allí por la manera en la que había sido tratado.

Una vez salidos de Calzadilla de la Cueza iba hacia Sahagun donde ese día era mi lugar de parada, visita a la ciudad y poco mas ya que el año pasado la pase de lejos, y mientras estábamos fuera empezamos a hablar un chico italiano "Alberto" y un chico francés "Geremi" y ellos también habían salido de Le Puy en Velay ya sacamos las credenciales y todos mirando a ver que sellos teníamos en común y cuando encontrábamos uno igual ya hablábamos del sitio etc etc.

Al día siguiente la dirección estaba muy clara, El Burgo Ranero era mi destino, otro sitio que estuve el año pasado y que dejo huella así que este año quería repetir así que tranquilamente fuimos caminando ya que la distancia era muy corta apenas 10 km así que fue un paseo lo de aquel día que tampoco viene mal de vez en cuando tomar una jornada de relax y tranquilidad, una vez allí en el albergue las mismas sensaciones que las del año pasado, peregrinos, hospitalidad y buen hacer por parte de todos y encima me encuentro a un hospitalero que coincidimos el año pasado en Viana y ya nos ponemos a hablar y hablar, como dije este camino ha sido el de las sorpresas pero no han terminado aquí todavía!!!

Me despierto y donde iba a quedar hoy no estaba muy claro ya que lo que si tenia claro era que en León no iba a quedarme, entonces habían dos opciones quedarme antes de León o después de León y opte por la segunda opción y recorrer 44 km y llegar a un albergue que no conocía y era el de La Virgen del Camino que la verdad es que me encanto!! un sitio tranquilo, muy limpio y gran trabajo por parte de las hospitaleras que allí habían!!!

Camino hacia Puente Orbigos y una vez llegados allí tenia la opción de ir a Astorga por la carretera nacional y como el año pasado ya fui por esa ruta decido irme por el otro camino que lleva Santibañez de Valdeiglesias y una vez llegado allí opto por hacer noche allí y encuentro a Noemi la Madonna italiana amiga de Martina y ya camino unos días junto a ella hasta que consigo dar de nuevo con Martina, llegamos a Astorga y otra ciudad aunque pequeña totalmente turística.
En el albergue preguntamos si podemos cocinar por que vamos a seguir caminando por la tarde y no nos ponen ningún problema y mientras estaba allí, SORPRESON, llega Dominique una de las chicas que había caminado por Francia conmigo fundimos en un gran abrazo y ya me dice que la chica danesa (Elena la Vikinga) y el chico alemán (Patrick) venían por atrás y que llegarían seguramente mañana pero bueno pensé que en unos días nos veríamos, comemos, recogemos las cosas, compramos chocolate típico de Astorga y donde esta la iglesia y el edificio de Gaudi otro sorpreson!!!!


Allí estaba estaba el chico alemán y cuando nos vimos soltamos las mochilas y nos dimos un fuerte abrazo y decide venirse con nosotros caminando por que no le gustaba la ciudad por el tumulto y el jolgorio que había, seguimos caminando y llegamos a Murias de Rechivaldo, la madonna italiana sigue caminando y una vez allí llegamos y cosas del destino albergue de 14 plazas, 12 camas ocupadas y quedaban solo 2 disponibles en una habitación aparte todo era perfecto!!! En el albergue me encuentro a gente que me he ido cruzando por el camino, la pareja de Sudáfrica, a los húngaros etc etc.... Cuando nos disponíamos a acostarnos que ya eran las 10:30 PM oímos unos tambores y unas especies de castañuelas, era una especie de serenata por que se casaba el hijo de un hombre del pueblo hasta que llegaron delante del albergue y empezaron allí a tocar, haciendo que todos los extranjeros cámara y móvil en mano empezaran a grabar y hacer fotos, el hospitalero y yo, los únicos españoles hablábamos de las cosas que contarían cuando llegaran a sus países y enseñaran los vídeos!!!!

Día especial para mi por que hoy llegaría a Foncebadon un sitio que el año pasado me invadió con su magia, hasta el 1980 y algo solo vivía una familia en todo el pueblo y aun se percibe que es un pueblo poco habitado salvo en verano, muchas casas en ruinas y otras tantas reformadas o en proceso de ser reformadas, caminamos juntos el grupo que salio de Francia pero se habían unido un chico de Inglaterra y una chica de Australia que caminaban con Dominique, una vez allí fuimos todos al albergue Monte Irago donde trabaja una chica de Elche que conocí el año pasado y ya cuando nos vimos empezamos a hablar y a contarnos cosas de nuestra ciudad, una vez duchado y vestido fui a visitar a mis amigos de "El Trasgu de Foncebadon" un pequeña tienda encantadora, con unas habitaciones magnificas y ya nos ponemos a hablar y hablar hasta que cuando vuelvo al albergue, que estaba allí la chica danesa, ya estábamos todos otras vez juntos!!! Volvíamos a hablar del camino por Francia, la gente que había en este camino y que si cogíamos un autobús y nos volvíamos a Le Puy en Velay para empezar de nuevo el camino y evitar todo esto, ya que Galicia estaba cerca y esto iba a ir en aumento.
Una vez allí conozco a un Coreano que vivía en Badajoz y que fue con uno de los chicos que llegue a Santiago y con el que vimos como caía el sol en Finisterre.


Al día siguiente subida a la Cruz de Ferro, el tiempo empezaba a cambiar ya, ya empezaba a refrescar por las mañanas y el horizonte lo cubría una pequeña capa de niebla, llegada a la Cruz de Ferro para luego tomar un gran bajada para pasar por Molinaseca y de ahí hacer noche en Ponferrada. Tan solo me encontraba a 2 días de empezar la subida a O´ Cebreiro y entre medio llegar a La Faba una pequeña aldea habitada en invierno por 8 personas,  algo mas en la temporada de verano pero con las cosas suficientes como para poder vivir todo el año en plena naturaleza y tranquilidad.


Llueve durante toda la noche en Ponferrada pero cuando salimos el cielo estaba completamente negro esperábamos que nos cogiera la lluvia por el día salvo unas pequeñas gotas de ahí ese día la lluvia no hizo acto de presencia, eso si el frió a primera hora de la mañana seguía saliendo, destino hacia Villafranca del Bierzo, el único sitio junto a Santiago de Compostela donde se puede conseguir la indulgencia plenaria, llego junto al Coreano de Badajoz por que también tenia un buen ritmo y nos quedamos en el albergue donde había quedado con sus amigos, con lo cual esa noche cene con ellos e hicimos un grupo que caminamos juntos hasta Santiago.

Salida desde Villafranca dirección a Ocebreiro, casi todo el camino por carretera y eso los pies lo notan mucho por eso en cada espacio que veía de tierra o pequeñas sendas me metía para caminar por allí para notar menos la carretera, una vez llegados a Herrerias hacemos un descanso antes de proseguir la marcha y empezar la subida que yo la iba a dividir en dos partes, una de ellas hasta La Faba y la otra parte ya hasta Ocebreiro, una vez llegados a La Faba tocaba descanso y reponer fuerzas así que decidimos comer allí para evitar a toda la gente que se para hacerse la foto entre la división de Castilla-Leon y Galicia así que esas vistas y ese sitio fue únicamente y exclusivo para todos nosotros, fuimos egoístas si!!! pero en este caso la ocasión lo merecería.....



Noches de desenfreno mañanas de Ibuprofeno y con esto os podéis imaginar la noche que tuvimos en el albergue entre vinos nos acostamos a las 2:30 de la mañana y a las 5:00 ya se levantaban los primeros por lo que fue una mañana dura para caminar con mucho cansancio acumulado y la subida de O Poio con bastante frió y viento que hacia mas difícil el caminar, decidimos tirar por la variante y llegar a Samos aunque los últimos km se hicieron duros aunque el paisaje hacia mas ameno el camino pero la verdad que nos costo llegar a todo el grupo que íbamos pero lo peor estaba por llegar..... Todos acostados y de momento un ser de otro planeta por que no tiene otro nombre despertó a todo el albergue con sus ronquidos y no había manera de que callara así que eran las 00:30 y todo el albergue despierto, muertos de la risa por que el tío ni se inmutaba y mira que hacíamos cosas para que dejara de roncar pero no había manera la verdad!!! al menos ya sabíamos que teníamos risas aseguradas para el día siguiente!!!!

De Samos fuimos a Portomarin, aunque con las fuerzas ya medio  recuperadas decidimos tomar otra variante y ahorrarnos 6 km al ir por carretera y no por el camino, aunque mas peligroso mas rápido y 6 km menos al final del día se notan, como llegamos pronto decidimos cenar pronto y a dormir ya tan solo quedaban 2 días para llegar a Santiago.


Con las fuerzas renovadas y huyendo de las aglomeraciones y los calcetines blancos, las prisas por coger una cama decidimos irnos a MatoCasanova un lugar entre Portomarin y Arzua

De Matocasanova llegue hasta Lavacolla a tan solo 10 km de Santiago con lo que al día siguiente seria un pequeño paseo hasta Santiago, aunque mi intención era llegar a Santiago pero cuando llegue a Lavacolla me encontré a Martina que la tenia perdida durante 12 o 13 días y ya no pude seguir caminando y me toco quedarme allí con ella y con toda la gente que ella iba, pero cuando estábamos allí misteriosamente apareció Misha cosas del camino!!!

Día raro y triste, solo 10 km para llegar a Santiago después de 1.512 km y muchas vivencias y mucha gente a la que conocí, otras que me acompañaran de por vida, otras que se quedaron en el camino y otras que nos conocimos de pasada y compartimos unas horas e incluso horas, por lo que mi paso a Santiago fue un caminar triste. Pero aun tenia una sorpresa guardada cuando llegara a Santiago!!!!



Llegada a Santiago a las 9:00 AM y horario perfecto para recoger mi "Compostela" una vez allí consigo conectarme a un ordenador por que he tenido el móvil roto desde el séptimo/octavo día que empecé el camino en Francia, y veo un mensaje de "Nana la Alemana", estamos en Santiago hemos venido con mi papa y también ha venido mi hermano Ximo. No me lo podía creer con lo que le escribo y quedo con ellos, estuvimos toda la tarde juntos, aunque nuevamente se iban al día siguiente.

 

Tan solo un día en Santiago no quería quedarme allí mucho tiempo, quería empezar mi camino hacia Finisterre, así que al día siguiente a las 7 estaba saliendo camino de Finisterre en las primeras horas del camino todo iba genial hasta que le dio por llover una vez pasado Negreira ya llegamos hasta Vilaseiro con las botas empapadas de agua  y esperando que se secaran sabiendo que esto no iba a suceder por que caminamos entre ríos de agua.



Al día siguiente al ponerme las botas pese a dejarlas con papel de periódico y cambiarlos varias veces seguían húmedas, tenia pensando llegar a Oliveira pero cosas del camino que llegue hasta Corcubion, una vez pasado Hospital llegas a la opción de Finisterre o Muxia y dirección Corcubion por fin después de muchas jornadas caminando bajo el sol, bajo la lluvia, muchos km y muchas montañas podía divisar el océano a lo lejos, en la inmensidad del océano a penas se podía ver el faro aquel ansiado faro de Finisterre, llegamos al Albergue de San Roque que ha sido el mejor de todos los que he estado en Galicia en parte por el albergue y en parte por el hospitalero que lo llevaba.

Al día siguiente apenas habían  13 km desde Corcubion hasta Finisterre y todo el tiempo con el mar de fondo, la brisa y el olor a mar inundaba mi cuerpo y se metía en lo mas adentro de mi, sinceramente echaba de menos la playa, ya que soy de mar y hacia muchos días que no lo podía ver.

Llego a Finisterre y por fin llego a la playa, me quito las botas y después de muchos dolores, muchos días de penas y alegrías mis pies pisaban arena de playa y las olas cubrían mis pies mientras caminaba por la orilla.


Y de nuevo sorpresa del camino, recogiendo conchas estaba mi amigo Roland el alemán con el que compartí noche y cocina en el albergue del Convento de San Anton, otra vez el camino me volvía a sorprender. Mientras que toda la gente se fue a buscar un albergue para dormir, yo lo tenia claro, tenia que ir al Faro y pensar en todos los días que habían pasado hasta llegar allí, por que justamente llegue un 2 de Septiembre, dos meses exactos desde que llegue a Le Puy en Velay, una vez llegado allí me senté a las espaldas del faro y mientras los turistas pasaban y se hacían sus fotos de rigor, yo tuve que ponerme mis gafas de sol y echar mis manos hacia mis ojos y limpiar las lágrimas que iban cayendo al recordar todos los momentos que habían pasado desde aquel 2 de julio el 2015.


Una vez llegada la tarde, decidimos ir a ver la puesta de sol, aquella que tantos y tantos peregrinos habían visto a lo largo de los siglos y que habían pensando que eran el fin del mundo hasta que se descubrieron las américas. Cenamos allí mientras el sol iba cayendo y una vez terminado el vino escribimos un mensaje y pese a lo arriesgado del terreno fuimos desfiladero abajo y poder tirar la botella con un mensaje dentro, no sabemos si llegara a algún sitio y si alguien lo leerá pero si obtuviera noticias, no os preocupéis que os lo haría saber!!!








ULTREIA E SUSEIA